Luego de ocho años de intenso trabajo, el comité habitacional Eureka de Chiguayante por fin verá una solución a su imperiosa necesidad de una vivienda. Por cerca de una década, esta organización trabajó por obtener un terreno para poder construir sus hogares, pero luego ese sitio fue vendido a una constructora y los vecinos quedaron sin esperanzas para lograr su sueño, hasta ahora.

La constructora Conavicoop, dueña del terreno, se adjudicó un subsidio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) para construir un condominio de integración social, quienes se comprometieron a entregar cupos a los integrantes del comité Eureka que fueran favorecidos por un beneficio habitacional.

En este sentido el gerente de Conavicoop, Roberto Bonilla, indicó que con la adjudicación de este programa “se lograrán soluciones habitacionales a través de subsidios, lo que se traduce en una buena oportunidad, tanto para los integrantes del comité como para los vecinos de Chiguayante”.

Maritza Novoa, presidenta del comité Eureka, comentó que estuvieron en trabajos para lograr una solución a este conflicto: “Hemos estado trabajando con la constructora y con el municipio, y vamos por buen camino. El proyecto va bien, ellos se adjudicaron el subsidio, por lo tanto ahora podremos tener nuestras casas”, comentó la dirigente.

El alcalde José Antonio Rivas señaló que con esta noticia se concreta un sueño de muchos chiguayantinos: “Hoy, cerca de 130 vecinos nuestros están avanzando hacia la llave de su departamento. El comité Eureka avanza hacia la concreción de un sueño que han tenido durante años, con el sostén de su esperanza y la compañía de nuestra municipalidad”, sentenció la autoridad comunal.

Cabe destacar que el proyecto de integración social consta de 200 departamentos en su primera etapa, de los cuales 107 están asegurados para el comité Eureka.  

 

comité2.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver arriba