Daniela Cartes, diseñadora industrial de Chiguayante, comenzó su emprendimiento Baby Cu en 2013, cuando se enfrentó a los problemas respiratorios y dermatológicos de su primer hijo. Ante la ausencia de alternativas que pudieran ayudarla, Daniela desarrolló su propio material textil, creciendo en el emprendimiento que hoy ha ganado tanto en ventas como en innovación.

Durante esta semana, el alcalde de Chiguayante, Antonio Rivas, junto a autoridades de fomento productivo y salud municipal, se reunieron con la fundadora de Baby Cu para firmar las cartas de compromiso que le permitirán al emprendimiento postular a un Fondart y seguir creciendo.

Baby Cu comenzó como una empresa dedicada a la comercialización de ropa infantil con fibras de cobre y zinc por sus propiedades antibacterianas e hipoalergénicas. Este año y, a raíz de la pandemia, el emprendimiento evolucionó y creó una serie de mascarillas, llamadas Cubre +, que mantienen estas cualidades y además son hidrorepelentes. Tras esta iniciativa, ganó el fondo Reto de Innovación Covid, otorgado por el Ministerio de Ciencias; el Programa FedEx para pequeñas y medianas empresas; y el primer lugar en el programa de televisión Shark Tank México FedEx, con el que se adjuntó 30 mil dólares (casi 24 millones de pesos chilenos).

A pesar de que la producción comenzó en Santiago, a raíz de la pandemia tuvieron que cerrar esa puerta y abrir una ventana en Chiguayante. La elaboración de las mascarillas Cubre + funciona ahora con un nuevo modelo: “Lo denominamos enjambre productivo colaborativo, donde cada persona se especializa en una parte del proceso y nosotros les llevamos un kit de insumos y ellos pueden fabricar desde las casas sin exponerse a traslados”, comenta Daniela.

Aún con todas esas victorias, Daniela prosigue en su camino de expandir al mundo la tela Baby Cu, y está preparándose para postular al Fondart que le permita trabajar con lino, en vez de algodón, y crear una nueva colección. Rivas explica: “Vamos a partir desde menos a más y eso va a significar trabajo para una cantidad de personas que van a contribuir en armar estas piezas que conforman los barbijos. Y además se diversifica en distintos tipos de productos, vamos a tener una variedad de productos importante”.

 

Antonio Rivas y Daniela Cartes (2).jpg

 

 

Volver arriba